Freddie en el recuerdo


El pasado 05 de setiembre, el mítico Fredie Mercury hubiera celebrado su 68vo cumpleaños.
En las siguientes líneas, Eduardo Bronstein, autor del blog "Poderosa Afrodita", nos presenta una semblanza del legendario líder de la banda Queen.


En una escuela de Zanzíbar se podía escuchar a un chico de unos 8 o 10 años tocar el piano de una manera inusual y prodiga. El profesor de música le dice al pequeño Farrokh Bulsara que se dedique a ese mundo, que eso es, definitivamente, lo suyo.

Luego de unos años, cuando Farrokh cumplió 17, su familia optó por huir de Zanzíbar y escapar, definitivamente, a Inglaterra. Farrokh, en ese momento ya conocido como Freddie, entró a la universidad de West Thames donde estudiaría arte y recibiría un diploma en diseño gráfico.

Ocurrió en 1970 que Freddie conoce a Brian May (guitarrista de Queen) y a Roger Taylor (baterista de la mítica banda). Junto a ellos Freddie decide elegir un nombre para la banda que empezaban a formar… Queen. Aunque a Brian y Roger no les gustaba el nombre lo aceptaron. Luego de esto nace una leyenda, Freddie dejaría de ser Bulsara para pasar a ser Mercury.

En los años 70`s Queen empezó a tomar la forma en la que todos lo conocemos: una banda de rock integrada por Freddie Mercury en la voz y piano, Brian May en la guitarra, Roger Taylor en la batería y el recién llegado John Deacon en el bajo. En esta época la banda empezó a tener sus primeros conciertos. Si bien no eran conocidos, el auditorio de las universidades (donde se solían presentar) se llenaba. Freddie tenía un carácter tan llamativo y una manera única de dominar al público que solo haciendo un gesto lograba que el público se ponga de pie.


También por esos años Freddie Mercury empezó a tomar conciencia de su orientación sexual y, en una entrevista, se declaró: “Gay como narcisista”. Y también, por esos días, nace una de las frases más representativas del cantante. Cuenta la historia que Freddie se encontraba en un bar llorando cuando apareció el manager de Queen y le preguntó que le ocurría. Freddie levantó la mirada y le dijo, sin dudar: “Yo no seré una estrella, seré una leyenda!”

Pero pasemos a ver los años más importantes de su carrera como cantante… los años ochenta. La carrera musical de Freddie toma en estos años una gran importancia. Si bien Queen estuvo a punto de separarse como banda por una decisión que tomó el mismo Freddie, estos años fueron muy significativos, porque desde los inicios de la década hasta sus finales, Freddie pasó por muchos cambios, al igual que Queen.

En los inicios de estos años, Queen presenta el disco “The game”, donde se encuentran las canciones “Another one bites the dust” y “Crazy little thing called love”. Estos dos singles ponen a Queen en primer lugar de la lista musical, no solo de EE.UU, sino también de Inglaterra. La fama de Queen crecía indudablemente y Freddie se sentía más poderoso que nadie.

Fue tanta la fama de Queen en esos momentos que los llamaron para ser la banda sonora de la película clásica “Flash”. Los conciertos se hacían más frecuentes y el público más abundante.
A Freddie le gustaba ver como su público cantaba junto a él, y así, decidió crear el famoso dueto entre cantante y público. Freddie decía: “Tirorerorero” y los asistentes del concierto lo seguían. Era una diversión para él y así lograba, incluso, sentirse motivado para seguir.


En el año 1982 se realiza el álbum “Hot Space”, donde Freddie ya lucía su bigote, aquel por el cual se le recuerda hasta el día de hoy. Si bien este álbum no tiene las canciones más recordadas de Queen, guarda una que llegó a tener el primer puesto por semanas. Hablamos de “Under Pressure”.

Queen empezó a grabar en el mismo estudio donde concurría David Bowie. Una tarde la banda estaba conversando con él, mientras Brian May tarareaba lo que se convertiría en el  inconfundible comienzo de esa canción. Los presentes ahí decidieron ir a comer una pizza. Al volver Freddie le propuso a David cantar juntos. La idea era esta: Bowie iría a un cuarto donde cantaría una letra inventada y Freddie haría lo mismo, ambos la escribirían. Pero el tramposo de Mercury se quedó fuera del cuarto donde Bowie empezó a cantar y escribió, efectivamente, lo que David decía. 

Cuando este salió Freddie le mostró lo que este había “escrito” cuando estaba en el cuarto. David Bowie se impresiono, era lo mismo que este cantó. Freddie le revelo la verdad y ambos se rieron. Decidieron utilizar esa letra y comenzar la canción con el tono que tarareaba Brian May antes de salir.

Después de la salida de “Hot Space” Queen se pone, por decirlo de alguna manera, invencible. Deciden sacar otro álbum, para el año 1984: “The works”. Ese álbum significó mucho en la carrera de la banda, puesto que varios de los singles pasaron a estar en los primeros puestos de las listas de las canciones más escuchadas, y, a su vez, son canciones que hasta el día de hoy son, por decirlo de alguna forma, representativas de la banda. Se encuentran en ese álbum: Radio Ga Ga, Tear It Up, It’s a Hard Life, I Want To Break Free y Hammer to Fall.


Si bien Queen jamás tuvo problemas con censura, fue en este año cuando, con el videoclip de I Want to Break Free, empezaron las quejas. El videoclip de dicha canción fue prohibido en los Estados Unidos por mostrar hombres vestidos de mujer. Las ventas disminuyeron en cantidad y Queen se encontró con un problema.

Luego de varias discusiones en la banda Freddie les comenta qué, para el año 1985 pensaría en hacer un disco de solista. “Mr. Bad guy” sería el nombre y esto separó momentáneamente a Queen.
Mientras Mercury grababa su álbum de solista, los demás integrantes fueron desapareciendo poco a poco. El disco de Freddie alcanzaría fama pronto, por las canciones que lo integraba. Desde Mr. Bad guy hasta The great Pretender. En este año Freddie conoció también a quien se convertiría en el hombre que lo acompañaría hasta su muerte: Jim Hutton.

En el año 1986 los integrantes de Queen se reunieron de nuevo y quedaron en hacer una última gira. Si bien esta gira suponía ser la última, luego de esta se planeó otra que jamás pudo realizarse por la enfermedad en la que cayó Freddie.

En el 86 nace “A kind o Magic”. Un álbum que llevaría a Queen de gira y dejaría ver a Freddie como se lo recuerda hasta hoy, con ese chaleco amarillo y su clásico bigote. La gira de Queen empieza de una manera fenomenal, estadios llenos, fans por todos lados. El mundo entero esperaba ver a Mercury con el micrófono en el escenario. Gracias a este álbum, que llevó a esta gira, se tiene el, considerado, mejor concierto de Queen: Wembley 1986. Todo fanático de Queen sabe la importancia de este concierto y lo maravilloso que fue.


Luego, por el año 1987 Freddie se une con Monserrat Caballé, su cantante lírica favorita  y buena amiga, para hacer un disco: Barcelona. Mercury deja aquí su interés por la opera. Si bien el álbum no fue muy exitoso, Freddie se sintió bien de haber realizado un sueño, el de cantar junto a Monserrat.

En el año 1989 Freddie se entera, luego de saber que dos de sus amantes fallecieron por esta causa, que era portador de VIH y tenía Sida. Esto lo dejó devastado, pero no le impidió seguir haciendo lo que amaba.

Monserrat Caballé, que fue una de las primeras personas en enterarse cuenta: “Freddie me comentó un día que tenía un problema y me dijo simplemente esto: Cada uno llega al mundo con una maleta y se va con ella, está en esa persona ver si la llena o no para llevarse los mejores recuerdos”.

Queen tenía problemas, Roger Taylor siguió su camino y empezó a grabar como solista, igual Brian May. Pero al enterarse de lo que sufría Freddie decidieron regresar a ser, como dice el dicho, uno para todos y todos para uno.


En 1989 sale, a la luz, el álbum “The Miracle”. Entre sus canciones Freddie quería expresar lo que sentía mediante la música. Por ejemplo, en la canción “The Miracle” que lleva el mismo nombre del álbum, Mercury quería hacer una revisión de lo hermoso que es vivir, del milagro de la vida. En la canción Scandal, compuesta por Brian May, se habla de cómo los periodistas se meten en la vida privada de un hombre, devastando su integridad. Todos se apoyaban, todos se cuidaban y todos estaban para Freddie, sobre todo. Sin embargo, también se puede notar la perdida de esperanzas del cantante, como en la canción “Was it all worth it” donde se cuestiona si todo valió la pena ahora que sabía que moriría.

Para el año 1991 (último año de Freddie), nace el disco Innuendo, insinuación. Considerado una obra maestra musical, Mercury nos deja una lista de canciones donde notamos como la vida ya no vale nada, brevemente: Innuendo habla de cómo Freddie ve al mundo, desde su percepción y trata de lograr un cambio de idea, como cuando dice, por ejemplo: “Vivimos en un mundo de tradición, superstición, religión forzada”. También, en otra canción, titulada “I’m Going Slightly mad”, Freddie nos quiere mostrar como el sida lo va volviendo loco, como sus dolores aumentan y de esa manera se crea una especie de “locura”. En “The show must go on” deja entendido que el se va y que a pesar de eso la función debe continuar. Y para terminar, el último videoclip de Queen: “These are the days of our lives”, se ve un Freddie delgado, devastado y en deterioro. La letra, definitivamente, trata de ser un recuento de lo que son los días y si se disfrutaron o no.

El 23 de noviembre de 1991, en la no, se comunica que efectivamente Freddie padecía de Sida y en un solo día, el 24, falleció. Cuando la muerte de Freddie se esparce sobre el mundo, se creía que todo había acabado para Queen.

Sin embargo en 1995 sale a la venta el último disco que llevaba la voz de Freddie: “Made in Heaven”. Este disco fue grabado desde el hospital como la casa donde reposaba el cantante. Todas las canciones están grabadas con un Freddie “final”, por decirlo de alguna manera. Muchas de ellas son cantadas cuando Mercury estaba parcialmente ciego. También hay canciones en las que se tardó crearlas, puesto que los dolores que acaecían a Freddie no lo dejaban concentrarse. Es un disco que deja notar que Freddie no perdió la esperanza nunca y esto queda claro en el significado de las canciones.


La última canción en la que se puede escuchar su gran voz es en “Mother love”, grabada el mismo 24 de noviembre. Brian May cuenta que Freddie le pidió un descanso, no tenía más fuerzas de seguir… ninguno de los dos sabían que esa sería la última vez que Freddie cantaría. Como la canción no se terminó de grabar en la voz de Mercury, fue Brian quien la terminó, esto se puede escuchar en el minuto 3:40 de la canción.

Por lo general cuando el cantante fallece el micrófono se apaga, pero esta vez no fue así. Tan grande es el legado de la leyenda que conocemos como Freddie Mercury que no solo se hizo un concierto en su memoria donde participaron grandes cantantes como Elton John, Annie Lenox, Robert Plant, Axel Rose, entre otros grandes de la música. Si no también se le declaro un día conocido como Freddie`s day, donde todos llevan un bigote y se dona para los jóvenes con Sida del Africa.

Freddie nos dejó, sin duda, lo mejor que puede existir: buena música.

Y para finalizar quiero citar una parte de Innuendo: “Puedes ser todo lo que quieras ser Simplemente vuélvete tú mismo cualquier cosa que pienses .Tu siempre podrías ser .Ser libre con tu tiempo, ser libre, ser libre. Rinde tu ego - se libre, se libre tú mismo”

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
*Eduardo Bronstein, es estudiante de filosofía en la Universidad Ruíz de Montoya de Lima y creador del blog "Poderosa Afrodita".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Museo del Cannabis - Montevideo

Orgullosos célebres

"La paz siempre será un derecho contra mayoritario"