"El TPP está lejos de cerrarse porque todas las partes hacen complicada la negociación"


El Acuerdo de Asociación Transpacífico apunta a ser el tratado de libre comercio más grande de la historia. Once de las más mayores economías de la región Asia - Pacífico son parte de las negociaciones que pretenden no sólo crear un acuerdo comercial de gran escala sino además implantar normas de cumplimiento obligatorio para los países signatarios en campos como propiedad intelectual, telecomunicaciones, medio ambiente, entre otros. El pasado noviembre, Wilileaks filtró algunos documentos que mostraban los reales intereses de las negociaciones sobre propiedad intelectual que contendría el futuro tratado. *Miguel Morachimo, Director de la organización civil Hiperderecho, nos brinda la siguiente entrevista sobre las implicancias a nivel nacional y regional que tendría la aprobación de este acuerdo, sobretodo en materia de propiedad intelectual.

1.- El TPP se perfila como el TLC más grande de la historia, sin embargo, a pesar de la magnitud de su importancia las negociaciones se hacen a puertas cerradas y sin participación de organizaciones civiles. ¿A qué se debe el hermetismo que envuelve a este tratado?

Sabemos que en toda negociación comercial internacional existen asuntos reservados. Las posiciones de los estados cambian mucho en el proceso y se dice que una total transparencia perjudicaría la estrategia general de los equipos negociadores. Sin embargo, creo que esta idea debe de repensarse dado que cada vez con más frecuencia los tratados de libre comercio como el TPP no tratan solo sobre aranceles o comercio internacional sino también sobre patentes para medicamentos o mecanismos de retirada de contenido en Internet. En países como el nuestro, no solo la sociedad civil está en la oscuridad sino incluso los propios congresistas ignoran lo que se discute. Todo ello, pese a que el TPP generará leyes que ni el propio Congreso podrá cambiar.

Incluso para periodistas acostumbrados a seguir este tipo de negociaciones, el TPP ha resultado un caso muy particular de secretismo. Lo que muchos creemos es que esto se da porque los temas que abarca el TPP son tan polémicos, incluso dentro de Estados Unidos, que los países que lideran la negociación prefieren hacer el “menor ruido posible” hasta que la negociación concluya y ya no se pueda cambiar nada. Los textos filtros confirman muchas de nuestras sospechas.

2.- Países como Chile o Estados Unidos ya tienen tratados comerciales con todos los países del TPP ¿Qué ganan o pierden ellos con la firma de este tratado?

En esos casos, no está claro qué es lo que se gana. De hecho, este año se publicó un estudio muy interesante realizado por el ex Director General Económico del Ministerio de Relaciones de Chile donde concluye que Chile tiene muy poco que ganar y mucho qué perder en el TPP. En el caso de países que no tienen tratados de libre comercio con algunos de los estados firmantes, se ganarían ciertas facilidades de acceso a esos mercados. 

Sí está claro lo que se pierde. El TPP busca introducir reglas estrictas que los estados firmantes no podrán fácilmente cambiar a través de legislación nacional. En materia de propiedad intelectual, significa que las siguientes políticas sobre acceso a la cultura o a las políticas nacionales sobre acceso a medicinas van a tener que enmarcarse sí o sí dentro del ámbito de lo que el TPP nos ha impuesto. Es decir, dentro de lo que un grupo de representantes comerciales han negociado a cambio de poder vender mejores condiciones comerciales para los productos nacionales en el extranjero. 

3.- De los 26 capítulos que contiene el acuerdo, el que mayor debate ha levantado es el referido a la propiedad intelectual. En el tema de medicamentos ¿qué tan cierta es la posibilidad de desaparición gradual de los genéricos?

Un hecho que te muestra hasta qué punto este tratado no es exclusivamente un tratado sobre comercio internacional es que el capítulo de propiedad intelectual sea uno de los más largos y más polémicos. De acuerdo a lo revelado por Wikileaks en Diciembre, es uno de los capítulos en el que menos acuerdos se han alcanzado en esta etapa de la negociación.

No soy un experto en patentes para medicamentos. Pero organizaciones importantes como Médicos Sin Fronteras, Public Citizen o la peruana Acción Internacional para la Salud han mostrado serias preocupaciones sobre el TPP. El Tratado busca que se amplíe el ámbito de lo que se puede o no patentar en este campo, lo que necesariamente encarecerá el precio de las medicinas. El TPP propone que se otorguen patentes de segundo uso, para nuevas formas de uso de un medicamento ya conocido o incluso para métodos de diagnóstico y terapéuticos con lo cual el protocolo que se usa para detectar o curar cierta enfermedad puede terminar protegido. Para mayor información, recomiendo leer la información publicada en la web del colectivo No Negociable: http://www.nonegociable.pe/esono/salud/ 

4.- ¿Cuáles serían las consecuencias de posible cooperación entre empresas alojadoras de contenidos y los gobiernos firmantes del tratado, en virtud de la protección de los derechos de autor?

El capítulo de Propiedad Intelecutal del TPP tiene una sección dedicada a los mecanismos para hacer cumplir las leyes en Internet. Esta sección propone esquemas de colaboración entre las empresas que proveen de acceso a Internet (desde Telefónica hasta Facebook) y los titulares de contenidos. El problema es que en muchos casos se pretende que esta colaboración para hacer cumplir las leyes funcione por fuera del esquema judicial, con la finalidad de brindarle celeridad al proceso. Eso es un problema porque cada vez que se toma la decisión de dar de baja a una página web, cancelar un nombre de dominio o identificar a una persona detrás de un nick o una IP hay derechos comprometidos. Nuestro sistema debe de cuidarse de que en todos esos casos siempre haya un juez imparcial autorizando que eso se lleve a cabo. Conforme funciona en Estados Unidos y de la forma en la que lo proponen en el TPP, se busca crear juicios sumarios privados y paralelos que puede afectar gravemente la libertad de expresión en Internet.

5.- Se habla del uso de “candados electrónicos” como el DRM, que ya son usados en algunas empresas como las tiendas de libros electrónicos, como forma para restringir el uso del material que se distribuye en internet. ¿Qué tan factible es el uso de estos bloqueos?  

Los DRMs son una herramienta más que tiene la industria de contenidos para impedir que se copien, se alteren o se modifiquen obras o soportes que contienen obras protegidas por propiedad intelectual. Las empresas son libres de adoptarlas aunque estos mecanismos son muy impopulares entre los usuarios. De hecho hay mucho espacios como la tienda de música de iTunes que se anuncia como "libre de DRM". Hay otros espacios como el de los videojuegos donde son el estándar. Desde el punto de vista legal y comercial, su implementación es libre.

El problema es cuando inventas la ficción de que por el solo hecho de romper un "candado digital" ya estás cometiendo una infracción. Es decir, estás usando el peso del Estado y sus leyes para darle un nivel adicional de protección a tu esquema comercial. En Perú, gracias al TLC con Estados Unidos, es una infracción no solo copiar una obra sino también romper un candado digital. Sin embargo, hay muchos casos en los que yo puedo tener derecho a romperlo. Por ejemplo, si compro un teléfono y lo quiero desbloquear es mi responsabilidad hacerlo. Quizás pierda la garantía pero eso no significa que deba de ser denunciado penalmente por infracción a los derechos de autor. Lo mismo pasa en el caso de personas con discapacidad que necesitan modificar algunos programas para poder usarlos y que para ello vulneran medidas de seguridad. 

6.- La nueva legislación en materia de derechos de propiedad en internet colisionaría con medidas hasta ahora legítimamente permisivas como el del denominado “Uso justo” en algunos países firmantes. ¿Cualquier persona podría ser pasible de bloqueos o continuarán estos permisos especiales?

Los usos justos son casos en los cuales no es necesario pedir permiso para usar una obra protegida por derechos de autor. En países como Estados Unidos, se trata de una regla abierta que puede ser aplicada a múltiples situaciones. Hace unos años, por ejemplo, se consideró uso justo desbloquear un iPhone. En países como Perú, tenemos una regla distinta según la cual solo hay un uso justo cuando está descrito explícitamente en la ley. Es decir, mientras allá hay un sistema dinámico aquí tenemos un modelo más rígido. La lista de usos justos peruana tiene casi veinte años y ya no se ajusta a las nuevas formas de consumo cultural. Es tan desfasada que permite que una biblioteca solo preste material impreso, prohibiéndole prestar películas, grabaciones o incluso libros electrónicos.

El problema del TPP es que propone una serie de reglas estrictas que sumadas al sistema rígido que ya tenemos de usos justos deja muy poco espacio para el acceso y disfrute de la cultura, un derecho humano reconocido internacionalmente. Con el TPP, muchas cosas que incluso en Estados Unidos podrían ser consideradas usos justos aquí se verían no solo condenadas sino que sus autores podrían ver su página web cancelada, sus datos personales involucrados y afrontar una investigación por ello.

7.-  Si países que fomentan estas leyes como  Estados Unidos no han logrado tener éxito a nivel nacional con leyes como la SOPA o PIPA. ¿Cabría esperar que en las negociaciones estas iniciativas no prosperen?  

SOPA y PIPA fueron un caso esperanzador dentro de Estados Unidos en el cual una parte importante de la población y de la industria se opusieron a un grupo de leyes que afectaban Internet. Quizás el mejor antecedente del TPP fue el tratado ACTA que también fracasó el año pasado. Lo interesante de las negociaciones multilaterales es que ya no se trata de Perú versus Estados Unidos sino que hay otros países que pueden formar bloques dentro de la negociación y contrarrestar el peso del país dominante. Es el caso de países como Canadá, Chile o Nueva Zelanda que en distintas partes, según lo revelado por Wikileaks, están haciéndole frente a las propuestas más polémicas de Estados Unidos. Otros países como Perú podrían unirse a estos bloques. El TPP ya lleva algunos años en negociación y todavía está lejos de estar cerrado precisamente porque todas estas partes hacen que la negociación sea complicada. En ese ámbito, es difícil predecir si realmente prosperará o no el TPP.

*Miguel Morachimo | Director
Hiperderecho | Libertades + Redes | Perú

Comentarios

Entradas populares de este blog

Museo del Cannabis - Montevideo

"La paz siempre será un derecho contra mayoritario"

"El feminismo inicial estaba fuertemente inspirado en ideas y valores liberales"