El drama de Amira Osman



A sus 35 años y con un titulo de ingeniera civil, Amira Osman Hamed, lejos de hacerse famosa por su apoyo a la reivindicación de los derechos de las mujeres en los países islámicos, ha sido noticia a nivel global por el castigo al que el gobierno sudanés la condenaría de ser declarada culpable en el juicio que comienza hoy: 50 latigazos en la vía pública, ¿el motivo? negarse a llevar el velo y a cubrir su rostro.

La ingeniera civil, cuyo caso ya ha sido replicado por organismos internacionales en defensa de los derechos humanos como Amnistía Internacional ( http://www.amnistia.org.pe/ciberaccion-detalle/?id=43 ) fue condenada ya años antes por llevar pantalones en un país donde la sharia dicta las las normas de convivencia social desde 1991.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Perfil: Emmanuel Macron

Entrevista a Yoani Sánchez

Orgullosas célebres