"Ningún demócrata de verdad puede oponerse a ampliaciones de derechos civiles"


Santiago Roncagliolo, uno de los más laureados escritores latinoamericanos de los últimos tiempos, se ha mostrado a favor de la iniciativa por aprobar las uniones civiles gays en Perú en un comunicado en el que lo acompañan firmantes como Mario Vargas Llosa, Fernando de Szyszlo y Claudia Llosa, entre otros.

Convencido de que más que un tema político es un tema de derechos humanos, el autor de "La cuarta espada" comparte en exclusiva con Periferia Noticias sus impresiones sobre el matrimonio gay y se muestra optimista por el avance de los derechos de las minorías en Latinoamérica. 

1)  Buenas tardes, Santiago. En Perú se ha iniciado recientemente el debate sobre las uniones civiles entre personas del mismo sexo, sin embargo algunas cifras no son muy alentadoras (un 65% de la población se ha mostrado en contra,). ¿Porque consideras que  debe legalizarse el matrimonio gay?

S.R: Porque haría feliz a mucha gente. Y no dañaría a nadie. Ni siquiera costaría dinero público. La pregunta, más bien, es ¿por qué no? El matrimonio gay sólo se legalizaría, no se haría obligatorio.

2) ¿El matrimonio homosexual es un tema de principios, de derechos humanos o es un tema político?

S.R: Para mí, es un tema de derechos. Nadie tiene derecho a decidir de quién se pueden enamorar los demás, o con quién pueden compartir su vida. Eso es asunto de cada cual.

3) ¿Estás de acuerdo con el matrimonio y la adopción de parejas gays por igual o consideras que debe haber alguna reserva?

S.R: Las adopciones de niños se deben decidir en cada caso pensando en el bienestar del niño. Si una pareja homosexual puede quererlo y hacerse responsable de él, no veo problema. Pero debe demostrar que puede quererlo y hacerse responsable de él, igual que una pareja heterosexual.

4) Según tu experiencia en uno de los primeros países en aprobar el matrimonio igualitario. ¿El matrimonio homosexual ha ayudado a cambiar la forma en como se ve a la comunidad gay?

S.R: Ha logrado que el Estado reconozca sus derechos civiles. Pero la sociedad ya era muy abierta desde mucho antes. Los conservadores españoles no se opusieron a la medida en sí, sino a llamarla "matrimonio". Ningún demócrata de verdad puede oponerse a ampliaciones de derechos civiles. 

5)  En España, el matrimonio homosexual legalizado en el 2005, tuvo sus primeros detractores en la iglesia católica que tildó aquello como un ataque a la institucionalidad del matrimonio. Actualmente, el Vaticano ha mostrado algunos tímidos y pequeños cambios en la forma como suele referirse a la comunidad gay. ¿Crees que sea irreconciliable la postura eclesiástica con la posibilidad de por lo menos permitir que se debata políticamente sobre este tema?

S.R: Creo en las palabras del Papa: "¿Quién soy yo para juzgar a los gays?" 

6)  En Perú se debate acerca de "Uniones Civiles gay" y en Chile cerca de "Asociación de Vida en Pareja". ¿Crees que se utilizan eufemismos para no debatir abiertamente sobre matrimonio gay en sociedades conservadoras?

S.R: Da igual cómo se llame. Si es más fácil sacar la medida adelante con otro nombre, no veo problema. Lo importante es que cualquiera pueda obtener y ofrecer los beneficios que prevé la ley para las personas que se quieran entre sí.

7) Uno de los mayores opositores a las uniones gays en Perú ha declarado que "Si los fines son diferentes, no tienen por qué ser iguales los derechos". ¿Qué opinión te merece los comentarios que deslegitiman el matrimonio gay por su incapacidad para procrear?. 

S.R: Que entonces se tendrían que anular los matrimonios de personas estériles, o de personas que no desean tener hijos. El matrimonio es la unión civil de dos personas que se quieren, no de un semental y una yegua.

8) Siendo el Perú un país conservador en lo social y con un alto grado de populismo en lo político, ¿Consideras factible la posibilidad de aprobar la ley de uniones civiles gays en los próximos meses?

S.R: Dependerá de cuánta presión puedan hacer los colectivos homosexuales. Los derechos no caen del cielo. Hay que reclamarlos. Y a veces tardan. Pero el simple hecho de debatirlos ya es un paso adelante. Hace que la gente se plantee argumentos que no se habían planteado antes.

9) ¿Cómo ves a Latinoamérica en torno al reconocimiento de derechos a los gays actualmente?

S.R: Muy vanguardista y tolerante. Argentina, Brasil, Uruguay y México DF han reconocido esos derechos antes que Francia, y con menos rechazo. En este tema, como en otros, América Latina ha dejado de recibir lecciones para empezar a darlas. Estoy orgulloso de eso.

10) ¿Qué mensajes o consejos le darías a todos aquellos activistas en Latinoamérica que luchan por el reconocimiento del matrimonio gay en el continente?

S.R: Que tengan paciencia, y recuerden que deben persuadir a una población que antes no se había planteado este tema. El matrimonio gay prosperará en la medida en que la población no se sienta amenazada por él, y eso requiere luchar contra prejuicios que llevan siglos en nuestra sociedad.

Muchas gracias, Santiago. 

*Santiago Roncagliolo es escritor y periodista, Premio Alfaguara 2006, autor de numerosas obras sobre la realidad socio política latinoamericana y columnista del diario El País. Sus obras "Abril rojo" y "Pudor" han sido llevadas al cine. Actualmente, ha lanzado su última obra "Oscar y las mujeres" en formato digital e impreso. 


*Foto final: UDP Chile. 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"La paz siempre será un derecho contra mayoritario"

"El feminismo inicial estaba fuertemente inspirado en ideas y valores liberales"

Orgullosos célebres