Tema del día: Cascos azules holandeses responsables de muertes en Srebrenica


En el punto más álgido de la guerra en Bosnia, se dio lugar la masacre de Srebrenica, uno de los peores episodios bélicos que la humanidad recuerde. En aquella ciudad tomada por las milicias serbias, ocho mil bosniacos  (musulmanes bosnios) perecieron y miles de mujeres fueron llevadas a campos de estupro.

La ONU previamente había enviado un destacamento holandés de cascos azules a la zona, lo que no evitó la tragedia y por el contrario levantó serias dudas sobre el verdadero rol de los soldados de paz en este territorio al permitir que los serbios separaran a la población bosniaca, dando inicio así a la masacre de los 8 mil.

18 años después, el Tribunal Supremo holandés ha confirmado una sentencia de la Corte de Apelación de La Haya que señalaba al propio Estado holandés como culpable en la muerte de 03 hombres a manos de las milicias serbias tras su expulsión de la zona vigilada por sus cascos azules. Esta demanda histórica, que fue interpuesta por familiares de las 03 víctimas, abre la puerta para que se juzgue la inacción, y hasta cierto punto cooperación, de los cascos azules holandeses en otros crímenes cometidos durante la masacre de Srebrenica.

Thom Karremans

El Caso 

Rizo Mustafic, electricista, y los hermanos Ibro y Mohamed Nuhamovic, traductores, trabajaban en Srebenica para los cascos azules holandeses por lo cual contaban con un pase especial que los libraba de agresiones serbias en una ciudad a punto de ser tomada. El 11 de julio de 1995, los serbios finalmente toman la ciudad y  la situación se vuelve incontrolable, es en este escenario que Thom Karremans (comandante de los cascos azules), decide pedir ayuda a la OTAN, pero ésta le fue negada. Cuando la masacre de miles de bosniacos  ya era de su conocimiento, y ante la presión de los serbios de que entregara a sus cooperantes, Karremans decidió expulsar a Mustafic y a los hermanos Nuhamovic, dejándolos a merced de las milicias serbias, quienes los asesinaron.

Al culminar el proceso, Damir Mustafic, hijo de una de las 3 víctimas declaró sobre el histórico fallo: "No todos los holandeses son como Thom Karremans , un cobarde. Estoy orgulloso por que a pesar de todo, la justicia ha prevalecido".

Comentarios

Entradas populares de este blog

"En la música de cámara se encuentra la esencia de la música” - Miguel Colom y el Dúo Del Valle

Perfil: Emmanuel Macron

"El feminismo inicial estaba fuertemente inspirado en ideas y valores liberales"