Ahora en... Siria

Como en efecto domino, la primavera árabe parecía hacer efecto en Medio Oriente en su camino de recomponer un sistema político plagado de autoritarismos. Sin embargo, en algunos puntos claves, la lucha por la emancipación habría de encontrarse con una férrea autoridad capaz de los más graves actos de violencia para hacer prevalecer su gobierno. 

Así, transcurre el drama sirio desde que el 26 de enero del año pasado la sitiada ciudad de Homs iniciara las protestas contra el régimen de Bashar Al Assad, quien respondería días después con bombardeos aéreos y masacres por doquier, además de duras penas que contemplaban el asesinato en masa no sólo de opositores, sino también de soldados que se negaran a dispararles a los manifestantes. 

Las masacres que ocurren en territorio sirio han obligado a un impactante número de habitantes a desplazarse (según la ONU un millón de personas fueron desplazadas al interior de Siria en los últimos meses) y también a emigrar a países vecinos como Líbano, Turquía y Jordania. Los refugiados casi alcanzan en número a los históricos refugiados palestinos. 

Bashar Al Assad, en el poder desde el año 2000 tras la sucesión paterna, había declarado que su Estado era inmune a los tipos de protestas masivas que tuvieron lugar en Túnez, Yemen, Egipto o Libia y para ello creó una banda de mercenarios capaces de arremeter contra los manifestantes en cualquier lugar del país con la venia del ejército y el ejecutivo. Esta banda es conocida en Sira como los Shabbiha, que cuenta ya con más de 3 mil miembros. 

Ante el desastre humanitario que significa este episodio de violencia en Medio Oriente la ONU envió una misión especial de observadores al país para proponer una tregua, parar el genocidio y calmar las tensiones.


 Así nació el plan Annan, en referencia al ex Secretario General de dicho organismo, Koffi Annan quien es el enviado de la ONU y de la liga árabe en el país,  el cual ya ha sido aceptado por el gobierno sirio. El plan Annan prevé el regreso de los militares a los cuarteles, el cese de las hostilidades, la liberación de los detenidos, el respeto al derecho a manifestarse, la apertura de un diálogo entre poder y oposición, así como la libertad de movimientos para los activistas humanitarios y la prensa. Sin embargo, esta propuesta no impone ningún plazo para Al Assad, así como tampoco lo insta a dejar el poder, por lo que se prevé de difícil aceptación por parte de la oposición.

Los datos:
  • El pasado 12 de abril se inició el alto al fuego propuesto por la ONU, sin embargo en tan solo 176 días, más de 360 personas han muerto producto de la incesante violencia. 
  • Desde el inicio de las protestas en Siria, han muerto 11.100 personas, la mayoría civiles de ciudades bombardeadas.
El plan Annan:

Estos son los 6 puntos específicos que considera la propuesta del ex Sectretario de la ONU y premio Nobel de la Paz 2001
  1. El gobierno se compromete a trabajar con Annan en un proceso inclusivo liderado por Siria para hacer frente a las legítimas aspiraciones y preocupaciones del pueblo sirio, y, con este fin, se compromete a nombrar a un interlocutor autorizado.
  2. Damasco se compromete a detener la lucha y lograr con urgencia un cese de la violencia armada en todas sus formas y por todas las partes involucradas para proteger a los civiles y estabilizar el país. El proceso sería supervisado por Naciones Unidas. 
  3. Con este fin, el Gobierno de Siria debe cesar inmediatamente el movimiento de sus tropas y poner fin al uso de armas pesadas en los centros de población, y comenzar retirada de las concentraciones militares en los alrededores en los centros urbanos
  4. Se debe asegurar la provisión oportuna de asistencia humanitaria a todas las zonas afectadas por los combates, y con este fin, como medidas inmediatas, aceptar y poner en práctica un programa diario de dos horas de "pausa humanitaria".
  5. Intensificar el ritmo y la escala de la liberación de personas detenidas arbitrariamente, especialmente las personas vulnerables, y aquellos detenidos involucrados en actividades políticas pacíficas. Además el plan insta a dar "sin demora" una lista de todos los lugares en los que dichas personas están siendo detenidas.
  6. Garantizar la libertad de circulación para los periodistas en todo el país e implementar una política de visados que no los discrimine.
  7. Respetar la libertad de asociación y el derecho a manifestarse pacíficamente.

En el siguiente vídeo se puede apreciar lo ocurrido durante las revueltas en Siria, especialmente en la asediada ciudad de Homs, la capital de la revolución. El documental fue hecho por un fotoperiodista francés para la cadena británica Channel 4 News. 


----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Comentarios

Entradas populares de este blog

Museo del Cannabis - Montevideo

"La paz siempre será un derecho contra mayoritario"

"El feminismo inicial estaba fuertemente inspirado en ideas y valores liberales"